Airbus Realiza pruebas a temperaturas bajo 0

Taxis voladores, una realidad

Un avión debe poder operar en cualquier condición meteorológica, es por eso que los fabricantes suelen llevar sus aviones a algunos de los lugares con las condiciones más extremas. Todo esto para poder desarrollar la mejor tecnología y ofrecer a los usuarios los más altos estándares de calidad posibles.

Iqaluit en Canadá, tiene un clima ártico, con inviernos extremadamente fríos y veranos tan cortos y gélidos que resultan demasiado fríos para permitir siquiera el crecimiento de los árboles. Airbus ha elegido su aeropuerto para probar la resistencia de su prototipo el Airbus A350.

El avión completó con éxito cinco días de pruebas intensivas a una temperatura que fluctuó entre -28ºC y -37ºC, lo que permitió evaluar su comportamiento en tierra y en vuelo a baja altura. Emanuele Costanzo, ingeniero de pruebas de vuelo de Airbus, dijo: "El A350-1000 ha respondido con éxito a las pruebas en tierra y de vuelo realizadas a las temperaturas de congelación de Iqaluit, lo que demuestra la madurez y fiabilidad del A350”.

Normalmente este tipo de pruebas se realizan para cumplir con los certificados preestablecidos, es por eso que Airbus ha llevado a sus aviones a niveles tan extremos donde cada uno de sus componentes puede ser probado y determinar así que tanto deben mejorar.

En el caso del A350, ha logrado cumplir con todos los requerimientos y está listo para volar, lo que reafirma la calidad y compromiso que Airbus tiene con sus consumidores.