Sheila Fedrick: Sobrecargo salva a chica, víctima de la trata de personas.

Sheila Fedrick: Sobrecargo salva a chica, víctima de la trata de personas.

Para muchos un héroe es un símbolo de inspiración, pero ¿Qué es lo que hace a un héroe? Una simple determinación, esa que nos lleva a hacer lo correcto y en el acto salvar a alguien de una situación complicada.

Un ejemplo de cómo una acción puede cambiar todo es lo que sucedió en el año 2011, la Sobrecargo Shelia Fedrick, de la compañía aérea Alaska Airlines, salvó a una chica víctima de la trata de personas.

Durante el vuelo que cubría la ruta de Seattle a San Francisco, Fedrick, de 49 años, se fijó en una pareja que le pareció extraña. Se trataba de una chica de unos 14 o 15 años con un aspecto descuidado, iba acompañada por un señor mayor impecablemente vestido. A la auxiliar de vuelo le llamó la atención que su pelo rubio estaba grasiento y desaliñado.

Shelia comenzó a sospechar que algo no marchaba bien cuando se acercó a preguntarle algunas cosas rutinarias y no recibió la más mínima respuesta por parte de la chica. Sólo contestaba el señor, incluso las preguntas que iban dirigidas a ella, la chica ni siquiera levantaba la mirada.

Entonces fue cuando, de la manera más discreta que pudo Shelia le transmitió a la chica que se acercara al baño. Previamente había introducido allí una nota y un lapicero para que pudiera comunicar cualquier cosa que necesitase. En efecto, la chica escribió sobre el papel un mensaje pidiendo ayuda.

Sheila fue inmediatamente a contarle al piloto del avión lo que estaba pasando. La tripulación se comunicó a tierra y, al aterrizar, los policías se llevaron detenido al hombre que acompañaba a la adolescente.

“He sido sobrecargo durante diez años. He recordado mi entrenamiento profesional y he imaginado a tantas chicas y chicos jóvenes en la misma situación que no he podido reconocer, si ves algo extraño, dilo puedes salvar la vida a alguien”.